Balnearios de la región leonesa

Los beneficios que las aguas termales aportan a nuestra salud son indiscutibles.

Por eso no es de extrañar que sean uno de los tratamientos más demandados entre todo tipo de personas, especialmente cuando llega el frío. 

En Zamora

Balneario de Almeida

Tras más de 50 años abandonado, fue rehabilitado en el año 2006

El Balneario de Almeida, situado en la zamorana comarca del Sayago, se configura como punto de partida para explorar el Parque Natural de los Arribes del Duero y su entorno, cultura, gastronomía y riqueza natural. Sus aguas minero medicinales declaradas de utilidad pública en 1908 y sus tratamientos le ayudarán a conseguir un gran bienestar físico y espiritual.

En salamanca

Balneario de Babilafuente

Un complejo con mucha antigüedad, cuyas aguas mineromedicinales se descubrieron en 1752 y están declaradas como «aguas de Utilidad Pública». Tienen especial acción terapéutica sobre afecciones crónicas del aparato digestivo, urinario, locomotor y respiratorio.


Balneario de Ledesma

El Balneario de Ledesma es uno de los complejos termales con más historia de la Península Ibérica y también uno de los de mayor tamaño por extensión

Con dos milenios de tradición, el actual complejo termal se asienta sobre el espacio en el cual los historiadores creen que, primero romanos y más tarde la España árabe, habilitaron a pie de manantial los primeros establecimientos para explotar con baños y curas un agua cuya surgencia mana desde una canalización subterránea cuyo origen geológico, es lejano en distancia y misterioso en origen. Ese recorrido bajo tierra, de muchos kilómetros, entre cauces y rocas, es el que permite que a través de filtrados naturales, el agua se cargue de minerales extraordinarios para la salud. Un proceso que los especialistas consideran que puede durar años, aportando una singularidad que convierten al Agua del Balneario de Ledesma en única

Balneario de Retortillo

El Balneario de Retortillo se encuentra situado en el sector occidental de las tierras salmantinas, a orillas del río Yeltes, y pertenece al término municipal de Retortillo, distando del pueblo 5 km. y 72 de la capital de la provincia.

Las instalaciones actuales datan de comienzos de siglo; sin embargo, han sido modernizadas y notablemente ampliadas en época reciente.

La belleza del lugar se acrecienta, porque en esa zona el río discurre profundamente encajado. El uso de las aguas termales se remonta a la época romana, como atestigua un ara votiva hallada y conservada en el Balneario.
Balneario de Retortillo
Balneario de Retortillo La zona privilegiada en la que se encuentra entre encinas y canchales graníticos integrados en un extenso parque hace de este balneario un lugar ideal para disfrutar en cualquier época del año.

En la actualidad cuenta con modernas instalaciones balneoterápicas y hoteleras.

En León

Balneario de Caldas de Luna

Disfruta de las aguas y su paraje

El Balneario de Caldas de Luna, se encuentra ubicado en el Valle de Luna, un paraje espectacular de la montaña occidental leonesa. Su propuesta de bienestar y salud, lo acompaña el paisaje en el que se encuentra y unas habitaciones abuhardilladas con encanto completamente equipadas, la opción ideal para quienes buscan tener unos días de relax. Desde su restaurante, se podrá degustar lo mejor de la cocina tradicional leonesa.

Comparte!

Artículo Anterior

Pueblos Fantasma de Zamora: Mapas y rutas por los pueblos abandonados de la provincia

Artículo Siguiente

XIX Alubiada de La Bañeza