Krüger, el alemán que redescubrió la lengua leonesa

Mujeres en Sanabria. Foto de Krüger

El académico alemán dedicó parte de sus estudios a la Región Leonesa

Krüger, consideraba que era prioritario y urgente realizar campañas de estudio y recogida de información etnográfica debido al avance de los nuevos tiempos.

Krüger en Degaña (Asturias)

Fritz Krüger nace en un pequeño municipio de Brandenburgo, en la Alemania de 1889. Desde joven, fue un apasionado de la etnografía y la lingüística, lo que le hizo doctorarse a los 21 años en filología, y  perfeccionar sus estudios de fotografía así como la etnografía.

Su insaciable hambre de conocimientos, le hizo recorrer media Europa en busca de los orígenes de las culturas y lenguas europeas más desconocidas en la época.
En el año 1912 oye hablar de la España profunda, y fascinado por la idea de estudiarla decide coger su maleta y poner rumbo a Madrid, donde perfecciona su castellano y reside unos años estudiando la cultura y fonética de las diferentes lenguas ibéricas, así como perfeccionando sus metodologías. Sus estudios acaban siendo relevantes para por ejemplo la lengua catalana.

Estudiando la cultura leonesa

Después de haber viajado con su bloc de notas por Viena o los Balcanes, y haber escrito ya varios libros, el Dr. Krüger se presentó en una empobrecida Aliste del 1921, más concretamente en Sanabria, y es allí donde su metodología da un giro radical, acentuando aún más la parte etnográfica, y priorizando el estudio de las «cosas» en un nuevo método al que bautizó como Gegenstandskultur.

La estancia en Sanabria fue muy inspiradora para Krüger, y dio origen a diversos artículos y publicaciones. Uno de ellos, «Mezcla de dialectos» apareció en 1925 en un libro de
homenaje a Menéndez Pidal. En él, se estudiaba el  «dialecto de San Ciprián» de Sanabria y la cultura de sus diversos municipios. De esta manera, gracias a esta colaboración, el estudio sobre la lengua leonesa establecida por Menéndez Pidal en 1905, se concretaría en un monográfico sobre el habla de San Ciprián de Sanabria, que acabaría convirtiéndose en  en prototipo de lo que se ha llamado «leonés occidental’

Para Krüger, Sanabria era un  ejemplo ideal de la zona recóndita y arcaica que siempre había buscado para poner a prueba sus métodos.

«es, pues, una comarca aislada de la provincia de Zamora, que
vive su propia vida»
En Sanabria

Entre 1921 y 1922, Krüger aprovecha su estancia en Sanabria para dedicar parte de su tiempo en visitar más de cien localidades de Aliste y parte de la provincia de León, Cabrera y Bierzo principalmente .

 

Notas de Krüger

En 1927, viaja a Asturias donde pasa un verano y otoño estudiando el suroeste asturiano y zonas leonesas limítrofes, tomando notas sobre cultura vaqueiras, lengua, tradiciones… etc, alojado siempre en una humilde casa de Degaña.

Mujeres en Cangas del Narcea

Krüger muere en 1974 en Argentina, donde había fijado su residencia. El olvido casi total de su obra afectó gravemente a la integridad de los archivos, que se fueron degradando hasta perder gran parte de su información etnográfica y lingüística.

«Debido a influencias diversas, lo autóctono, lo
indígena de muchas regiones va retrocediendo, dando
carrera a tendencias niveladoras y destructoras. Lo
uniforme se va imponiendo a lo diferenciado, lo
común a lo típico, lo banal a lo pintoresco, quitando
a regiones y pueblos su nota característica, su sabor
local, su historia. Cometeríamos una grave falta si no
nos diésemos cuenta de este proceso que cada día va
ganando más terreno, cada día se va revelando más
fuerte y funesto»

– FRITZ KRÜGER-

Rubén Silva

Me gusta que la gente se sienta orgullosa de nuestra historia, y recordarla depende de todos nosotros.

Artículo Anterior

El Bierzo en 38 maravillas

Artículo Siguiente

Salvemos la Ermita de Carbajosa de Armuña