La tradición alfarera en la villa de Tormes

La comarca de Tierra de Alba, está ligada al barro desde tiempos inmemoriales. Sólo en la villa de Alba de Tormes (Salamanca), se llegó a contar con más de 40 alfareros activos

La alfarería de Tormes es famosa por su dureza y plasticidad. Se mantienen en la actualidad los barreros de donde se sigue extrayendo el barro, y los coladeros donde se bate y se prepara, tal y como lo hacían sus antepasados. Muchos de estos espacios, cuentan aún con su propio horno, permitiendo un recorrido histórico de los mismos.

Los alfareros albenses evolucionaron hacia piezas más decorativas, surgiendo un estilo propio llamado filigrana.

Filigrana

Consiste en la superposición de diferentes niveles de asas hasta crear vistosos decorados únicos

La ciudad de Alba de Tormes es miembro de la Asociación española de ciudades de la cerámica

Comparte!

Artículo Anterior

Un rapacín de viaje pur Llión

Artículo Siguiente

León y la España vaciada: programa de RTVE