En las montañas de Sanabria, junto al lago, hay un pueblo de edificios blancos. Se trata de Ribadelago Nuevo, un pueblo que Franco mandó construir de la noche a la mañana tras derrumbarse la presa de la Vega de Tera y arrasar todo el pueblo.

Comparte!

Artículo Anterior

La Plataforma por el Futuro de la Montaña Central Leonesa hace visible su lucha en una mesa informativa este sábado

Artículo Siguiente

Leonesismo hoy y aquí, por Iglesias Carreño

Deja un Comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.