Santiago lleva cuarenta años al frente de su rebaño en San Martín de Tábara (Zamora). En su ruta contacta con otros habitantes de su entorno relacionados con el pastoreo y la trashumancia. Sin olvidar una visita al Monasterio de San Salvador de Tábara en la que este pastor culto y poeta, que gusta de los versos de Machado, nos muestra su pasión por los libros.

Artículo Anterior

El Curueño – Ríos de León

Artículo Siguiente

El oficio de curandero

0