Al calor del Pote Alistano

Con la llegada del frío en Aliste, lo que más apetece es estar al calor del hogar.

Vienen a mí recuerdos de mi niñez con la familia alrededor de la lumbre. Y lo veo a él allí, con sus tres patas, aposentado en la chimenea, ocupando su trono : El POTE.
La definición que da de él wilkipedia es la de un utensilio tradicional para hervir alimentos en el fuego de la chimenea, redondo, con el vientre abultado y con tres patas. Los hay grandes y más pequeños, aquí como en todo, el tamaño está sobrevalorado y no por ser más grande es mejor, todo depende de lo que uno necesite. 
Pero es mucho más, tiene un poco de magia, porque es capaz de convertir unas simples patatas en un delicioso guiso. Todo es más sabroso en el pote! No sé si será por el recipiente, por la lumbre, o por la calma con la que esas brasas van dándole calor y color al guiso. Quizás influya algo más, en esa magia de la que hablaba.
 
EL POTE también es una cena, que organizamos desde hace algunos años en las fiestas de Figueruela de Abajo para seguir la tradición.

Hoy hay pote!!

Así lo decimos y con esas palabras ya sabemos que tenemos toda una celebración por delante y no sólo por la comida. Para que eso suceda, tenemos que colaborar, y arrimar el hombro, unos de una manera y otros de otra.
 
La colaboración ya empieza por la mañana, recogiendo los Potes que los vecinos donan generosamente para ese día (reliquias que ceden con gran cariño) Se necesitan varios voluntarios para la tarea, porque aunque el pueblo es pequeño, en ese día el censo aumenta notablemente, apareciendo primos y amigos por todas partes, siendo todos bien recibidos al banquete.
 
Ya después de comer se empieza a hacer la lumbre para ir poniendo los Potes alrededor e ir echando los ingredientes para que esa magia se vaya produciendo. Para esta parte, las labores de cada uno están muy definidas, siendo normalmente los hombres los que llevan el peso del proceso. Ellos se encargan de cortar la carne y de cuidar todo el proceso del cocido. Hay que tener en cuenta que en pleno Agosto y por la tarde, estar guisando con fuego a pleno sol no es una labor fácil!
Aunque seguro que tendrán sus trucos para refrescarse que aquí no vamos a contar, todo sea por la causa!!!.
A las mujeres nos dejan la parte de pinches: pelar ajos, cortar cebolla, pimientos y las patatas. Esto lo hacemos en corro y por supuesto de charla, por lo tanto es una labor más que agradable.
 
Después de los juegos infantiles y cuando la tarde va decayendo, cada familia se encarga de ir preparando su mesa, las sillas , los platos y las cucharas para disponerlos alrededor de una calle dónde se va a servir la cena. Aquí no hay un lugar reservado, pero cada familia tiene el suyo y se respeta. Son de esas leyes no escritas pero que ahí están.
 
Es divertido el ir y venir de los vecinos con sus enseres, además cada año se van esmerando y las mesas se visten cada vez con mejores galas, algunas con velas y flores. Mientras la gente se va acomodando, se aprovecha para saludar a unos y otros. Como he comentado es un día de gran afluencia de gente. También desde hace algunos años la cena esta amenizada por un grupo de gaiteros, que organizan un gran baile cuando ésta termina.
 
 
Los niños se encargan de servir el pan y la bebida durante toda la cena, con lo cual se dan sus buenos paseos, pero lo hacen encantados .
 
Empieza el desfile de los Potes, que van sirviendo los mismos que lo han cocinado . Aún con todo el calor que desprenden, van pasando mesa por mesa y todos a comer!! La cena siempre está deliciosa!! Aquí en la magia del pote influye el que esté todo el pueblo reunido y al que no le gusta la carne, pues come las patatas . Pero ver el pueblo reunido no tiene precio!! (realmente no lo tiene porque la cena es gratis). Terminada la cena y con la gente animada comienza el baile, y nada mejor que unos pasodobles y unas jotas para pasar una gran noche.
 

Cómo podéis ver el pote es más que un recipiente, es la magia de un guiso al calor del hogar, de una familia y de un pueblo reunido alrededor del fuego, siendo esta magia un ingrediente más del pote . Buen provecho!!

Artículo Anterior

Museo etnográfico y de la trashumancia en Prioro

Artículo Siguiente

La ferrería de Compludo

Deja un Comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *