El grupo de cimborrios leoneses – 1/3

El Grupo de Cimborrios Bizantino-Leoneses es el paradigma arquitectónico más típicamente leonés. Su extensión geográfica describe muy bien el marco geográfico del antiguo Reino de León.

Cada cultura, cada civilización tiene sus símbolos arquitectónicos. Si pensamos en el Imperio Romano es fácil visualizar un arco del triunfo; si evocamos el Renacimiento nos vendrá a la mente el Duomo de Florencia. Si rememoramos el Imperio Español, inmediatamente podemos asociarla a la arquitectura del Escorial. Son iconos arquitectónicos que plasman perfectamente una época en cuanto a Historia y en cuanto a Arquitectura.
Pero ¿Con qué estilo arquitectónico propio imaginamos al Reino de León? Abundan candidatos como el estilo Mozárabe de San Miguel de Escalada o Santiago de Peñalba, el Románico de San Isidoro o el Gótico de la Catedral de León. Edificios y estilos, todos ellos admirables, pero que tiene representantes de gran valía en otros territorios españoles y europeos.

Cimborrio en la catedral de Zamora

El paradigma más típicamente leonés, por extensión geográfica y por ser muy singular en la Historia del Arte española sería el Grupo de Cimborrios Leoneses o también Bizantino-Leoneses. Una etiqueta creada por el historiador Gómez-Moreno para agrupar la Catedral de Zamora, la Catedral Vieja de Salamanca, la Colegiata de Toro y la Catedral Vieja de Plasencia. En estas iglesias emblemáticas el gran maestro de la Historia del Arte identificó los rasgos de un estilo de Románico en transición al Gótico con influencias de la región del Perigord y de la arquitectura bizantina presente en ella.
Su cronología abarcaría del S. XII al XIII y la razón de la influencia de este estilo francés se debe a la llegada de obispos borgoñones traídos por la dinastía de Borgoña al entroncar con la casa reinante en León durante el reinado de Alfonso VI. Fue Raimundo de Borgoña el que se unió en matrimonio con la hija de Alfonso, Urraca. Raimundo ayudó a su suegro en sus planes de integrar al Reino de León en la órbita del Papado y el Catolicismo occidental. Así mismo, facilitó la llegada de prelados del centro y sur de Francia para apoyar estos nuevos ritos gregorianos y colaboró en la repoblación (con vasallos franceses) de las zonas recién reconquistadas a los musulmanes en Salamanca.

Cimborrio de la Catedral de Plasencia, también llamada "Torre del melón"

Los cuatro edificios sagrados reflejan esas influencias del sur de Francia, que a su vez recogían algunos elementos constructivos y decorativos del Imperio Bizantino (cúpulas con cubierta replicando escamas). La influencia bizantina había llegado al sur de Francia a través de su presencia política y cultural en la Lombardía italiana de la alta Edad Media.
Hay un aire muy medievalizante, muy arcaizante en estos edificios que los unifica y que les hace plenamente reconocibles. Especialmente llaman la atención sus cúpulas o cimborrios, que dan un perfil único a este grupo.
El Grupo de Cimborrios Bizantino-Leoneses recibe este nombre del mencionado Manuel Gómez-Moreno, que lo avala con su autoridad. Pero desde los años ochenta del Siglo XX, en la línea de invisibilizar todo lo leonés, en los manuales se empezó a hablar de Grupo de Cimborrios del Duero. Este nombre podría valer para los ejemplos de las Catedrales de Zamora y Salamanca y para la Colegiata de Toro, pero no sirve para la Catedral Vieja de Plasencia, que no sólo no está en la cuenca del Duero, sino que tiene la gran cordillera del Sistema Central por medio. En cambio, con el nombre de Bizantino-Leoneses abarcamos perfectamente territorios que estuvieron en el ámbito geográfico del Reino de León.

Cimborrio en la Colegiata de Toro

Estas creaciones arquitectónicas se construyeron en el siguiente orden cronológico: Catedral de Zamora, Catedral Vieja de Salamanca, Colegiata de Toro y la Catedral Vieja de Plasencia. Las construcciones comenzarían en estilo Románico a finales del S. XII y se prolongan en el caso de la seo extremeña hasta el S. XIV.
El Grupo de Cimborrios Leoneses son un “unicum” en el panorama del Arte español. Una contribución del Reino de León a la cultura española y que merecen ser reivindicados como esfuerzo generoso de nuestros antepasados a la Historia.

José Vicente Álvarez, Profesor de Historia en el I.E.S. Eras de Renueva de León

Comparte!

Artículo Anterior

I Festival Internacional de Folclore de Salamanca

Artículo Siguiente

¿Qué son los concejos leoneses?