Los ganaderos salmantinos hartos de las políticas de la Junta

Los ganaderos de la provincia salmantina ya no aguantan más las políticas restrictivas y recaudatorias de la junta, y así lo manifestaron en la  “tractorada” del viernes, en el que se vio casi el doble de asistentes que en la anterior marcha realizada una semana antes.

Los ganaderos ya no sólo se quejan de la situación originada por el foco de tuberculosis detectado en Vitigudino y sus respectivas restricciones, también alzan la voz por los precios y recortes, y ahora afirman que se le suma el problema del lobo.

Imposible invertir en esta situación

Los ganaderos reflexionan sobre la situación. Hace días, que los compradores de ganado no acuden ni llaman por teléfono, y cuando lo hacen preguntan si el ganado pertenece a la zona de Vitigudino, prefiriendo «no arriesgar».

Oscar Castilla, ganadero en la zona se pregunta «¿cómo haces una inversión si puede ser que dentro de 2 días tu negocio sea inviable por una decisión como esta?» y asegura que tal situación no sólo afecta a los ganaderos, si no a toda la comarca.

El problema del lobo

La mayoría de ganaderos tiene problemas con el lobo en las zonas en las que este habita, esto es un hecho desde siempre. 
Cualquier persona ajena a la ganadería, al ser preguntada por el problema del lobo lo tiene claro, hay que protegerlo, pero no hay que dejar de lado al sector que más sufre de las consecuencias.

Explican los ganaderos de la zona, que la lucha contra el astuto animal es diaria en aquellos valles, y que cada día al levantarse se preguntan ¿habrá venido el lobo otra vez?
Explican que han probado a cercar al ganado, pero esto estresa al animal y no nacen crías. También probaron con cañones de detonaciones cerca del alambrado, pero esto funcionó los primeros días, después el lobo se acostumbra y lo esquiva. Aseguran que también probaron con perros mastines, e incluso guardando caballos y burros junto al ganado, pero el resultado fue el mismo, y las manadas de lobos  seguían acechando cada noche. Un animal estresado deja de comer, de dar leche, de tener crías, adelgaza e incluso puede llegar a morir.

Se quejan también del tremendo desembolso económico que tienen que hacer al contratar un seguro, si es que quieren recibir compensación alguna por los animales muertos a manos del lobo. Un problema que según dicen no es culpa suya si no de la administración autonómica, y son ellos los que deberían abonarlo.

La Junta decide aplazar la mesa de trabajo

Esta semana, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, tenía prevista una mesa de trabajo con los ganaderos locales y sindicatos para abordar el tema del foco de tuberculosis en la zona de Vitigudino, pero dicha mesa ha sido aplazada debido al covid.

Borrador apartado. 

La protesta del pasado viernes se celebró a pesar de que la Junta anunció que apartaría temporalmente el borrador. 

Esto, sumado al resto de problemas, fue la gota que derramó el vaso, ya que entienden los lugareños que si se aprobase sería la ruina para la comarca.

Artículo Anterior

Orígenes del Reino de León y de sus Instituciones Políticas

Artículo Siguiente

Urraca. Señora de Zamora

Deja un Comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *