Origen de los nombres de las provincias leonesas

Salamanca

El origen del nombre de Salamanca es muy antiguo y la incógnita sobre su procedencia también, pues existen varias teorías y seguramente todas estén relacionadas.

Verraco del castro Salmantica, situado junto al Puente Romano de Salamanca.
  • Uno de los historiadores más importantes de la antigua Grecia, Polibo de Megalópolis (200 a. C.-118 a. C) y otros colegas suyos contemporáneos, se referían a las tierras salmantinas como Helmantike, que en antiguo griego significa «tierra de adivinación«.
  • Otro griego de renombre como fue el geógrafo Claudio Ptolomeo (100 d.C.-170 d. C), apunta en sus crónicas que la actual Salamanca era un pueblo vacceo, y se refiere a ella como Salmantica o Salmatica.
  • Otra teoría nos habla de la mitología griega, concretamente del héroe Teucro que tras la derrota sufrida por los griegos a manos de troyanos decide cambiar de aires y se traslada a la península ibérica, fundando una ciudad en honor a Grecia la cual bautizó como Salamatica

León

En el caso de León los historiadores tienen claro el origen latino del nombre,  que nada tiene que ver con el felino.

Ruinas de la Legio y Centro de Interpretación del León Romano.

La palabra «León» para referirse a la ciudad (y por ende a la provincia) proviene del latín, y deriva de la palabra «Legio» que era como se denominaba a las legiones romanas. El primer campamento militar romano en suelo leonés fue en el 29 a.C. cuando la Legio VI Victrix se instaló en lo que hoy es la capital leonesa. Posteriormente su relevo, la Legio VII Gemina, fortificó el campamento creando una ciudad amurallada a la que se referían directamente como «Legio». Por ello es también correcto el gentilicio «legionense» para referirse a alguien de León.

Zamora

Hemos dejado para la última a la palabra «Zamora», cuyo origen etimológico es el más complejo de las tres provincias leonesas, pues no existe teoría segura.

Mosaico en la Villa romana Orpheus. Camarana de Tera (Zamora)

Algunos filólogos apuntan que pudiera provenir de una importante urbe romana de nombre Ocellum Duri, que significa «los Ojos del Duero». Este derivó en el acrónimo ‘ce-m-uri’ y terminaría finalmente siendo la palabra «Zamora». 

Existen además múltiples teorías que sitúan al nombre de Zamora con origen bereber del norte de África, y otras que lo hacen godo. 

Si desea ampliar información sobre el origen de «Zamora» lea este Estudio

Artículo Anterior

Leonesismos léxicos de carácter migratorio en Andalucía

Artículo Siguiente

Los Reyes del Grial

0