Para empezar Zamora es la ciudad de Europa que conserva el mayor número de iglesias románicas, nada menos que veintidós.

El río Duero fue durante mucho tiempo frontera natural, en este caso reforzada por su estupenda muralla sobre la que destaca la catedral coronada por un original cimborrio de influencia oriental.

Pero no todo acaba ahí: hay un desconocido modernismo, un campus universitario que ha rehabilitado un cuartel, un moderno museo provincial, otro de etnografía y la fundación Rei Alfonso Henriques. Pero su mejor monumento está vivo: la semana Santa.

Los alrededores no lo son menos: Toro, Castillo de Castrotorafe, monasterio benedictino de Moreruela. Y para los amantes de la naturaleza dos lugares de ensueño: los Arribes del Duero y las lagunas de Villafáfila, donde incluso es posible contemplar avutardas. El helicóptero de «Ciudades» las siguen durante unos segundos y muestra con detalle a estos «jumbos» de la naturaleza. 


Capítulo de la serie «Ciudades para el siglo XXI»

Fecha de emisión 16/01/2005

Artículo Anterior

Antifonario de León

Artículo Siguiente

La regionalidad leonesa: entre la castellanización y la adaptación al marco provincial

0