Iglesia y Torre de Urdiales

IGLESIA

Sabemos de su existencia desde el siglo X. En sus inicios fue casa de oración y también existen menciones de ella como “Monasterio de San Vicente»

La casa de oración o monasterio, fue el origen del pueblo, empezando a asentarse población a su alrededor.

No sabemos, cual era su forma original y materiales, aunque suponemos que sería de barro (tierra) como han sido históricamente todas las construcciones de la comarca.

Si sabemos que su construcción fue de forma mas baja, y la actual forma y altura fue promocionada y hecha por los Condes de Luna. La estructura fundamental y bóvedas son básicamente de ladrillo cocido y piedra.

Hasta la década de 1970, tenía unos soportales frente a la plaza cerrados por una puerta de barras de hierro forjado y una sacristía a cada lado. La sacristía del lado izquierdo, desde décadas anteriores a 1970, estaba inservible, sin uso y en estado de ruina. También, la iglesia, tenía en la parte de atrás, un espacio elevado con vigas de madera y barandilla. Se subía por escalera de madera. Este espacio era y se le llamaba EL CORO. En el coro con capacidad para unas 80 personas oían la misa, o el rosario o actos litúrgicos los mozos (solo hombres) preferiblemente jóvenes. Desde el coro se hacían los cánticos, para responder al cura, particularmente en las misas que llamaban cantadas. Debajo del coro, al lado derecho en un recinto, con unas balaustradas de madera, que lo cerraban, estaba la pila bautismal. La puerta pequeña de entrada a la iglesia antes no existía y se entraba solo por lo que hoy son las puertas principales que no se abren más que en actos importantes, con mucha afluencia de público. Tampoco existía la puerta pequeña que da ahora a la sacristía.

Antes de 1970, había otra disposición, con el altar mayor central y otros dos altares menores a cada lado, de los cuales dos, los que estaban más adelante, desaparecieron (se supone que fueron vendidos para financiar la reforma) Los otros dos permanecen en su sitio.

Lienzo de San Cristóbal. (Foto de Hilario Macías)
Es de destacar el cuadro de muy gran tamaño de San Cristóbal, pintado sobre lona, situado en la pared de atrás, que antes de la reforma y desaparición del coro, estaba situado justo encima del coro, volviéndose, en la reforma, a situar en la misma pared pero más abajo, mejorando su estado de conservación. También esta colgado en la pared, lateral izquierda, en la parte delantera un cuadro muy valioso de San Jorge montado a caballo y atacando con una lanza al dragón. Este cuadro tiene fecha impresa del año 1724 y se cree que procede de “La Ermita de San Jorge” hace muchos años desaparecida.
De más reciente historia son los 14 pequeños cuadros de las estaciones del Vía Crucis, que fueron donados por D. Paulino Aparicio (vecino de Urdiales) por la década de los años 1950. También es de la misma época de los años 1950, el cuadro de la Virgen de Guadalupe, que fue donado por D. Telesforo, nacido en Urdiales y que emigro en su juventud a Méjico, desde donde hizo su donación, estando colgado mucho tiempo en la pared de la iglesia, pero no está en la actualidad.
El patrono de la iglesia es San Vicente, y San Cipriano, que aunque procede de la desaparecida iglesia de Barrio, se puede considerar como segundo patrón.
«Torre de barrio», es lo que queda de la desaparecida «Iglesia de barrio»
En la parte central delantera esta el altar mayor, formado por un gran retablo, de incalculable valor artístico, hecho por los TOMÉ o sus discípulos. La familia de escultores de los Tomé, que nacieron en Toro (Zamora) y se trasladaron a Valladolid, estaba formada por el padre Antonio Tomé que nació el año 1664 y murió el 1730 y dos hijos Diego y Narciso, que nacieron en el año 1696 y murieron Diego en el 1732 y Narciso en el 1742, lo que hace suponer que el retablo, de estilo barroco, esta hecho o a finales del siglo XVII, o comienzos XVIII. Se supone que por aquel entonces, se daría a la iglesia la forma básica y altura actual. También se supone que fue ordenada y financiada la ejecución de dicho retablo, por los Condes de Luna con alguna intervención o dependencia también de los Condes de Benavente, pues a modo de reverencia están incorporados al retablo, uno a cada lado en la parte superior, los escudos de los Condes de Luna y de los Condes de Benavente. El retablo en su parte central, destacando, tiene la Virgen del Carmen con el Niño Jesús. Encima de la Virgen del Carmen esta también, en grande, San Vicente. Tiene otras estatuas grandes y pequeñas así como columnas barrocas, angelitos, etc.
La gran reforma de la iglesia se ha hecho sobre el año 1975, eliminando el coro, modificando los portales del exterior, creando la entrada de una sola puerta pequeña y manteniendo la gran entrada, de siempre, de dos puertas, además de la reparación integral de las fachadas. Se mantienen las cuatro pinturas de los evangelistas, situadas simétricamente en la parte alta a orillas de las 4 bóvedas que sostienen la cúpula.

TORRE DE LA IGLESIA

Recorte del Diario de León
 
En lo que se refiere a la torre, la primera modificación relativamente reciente, que la transformo totalmente dándole la forma actual, se hizo por los años de la década de 1930, siendo presidente de la Junta Vecinal de Urdiales D. Maximino Sarmiento Valle, que posteriormente fue juez del ayuntamiento. La modificación de la torre, se hizo tratando de copiar las torres de la catedral de Astorga, que tienen una cierta semejanza. La obra se hizo por el mismo torrero que la de Villarejo de Órbigo, que también tiene una semejanza con la torre de Urdiales. En esta modificación también se doto a la torre de la escalera de caracol que tiene actualmente, con la modificación sustancial de toda la parte superior.
A la torre por los años de la década de 1990 se le dio nuevo revoque y pintura.
De la iglesia de BARRIO no sabemos desde cuando tuvo su existencia, pero si podemos decir que su patrono era San Cipriano y que por los años de la década 1880 fue cuando se produjo su desaparición por ruina, aunque hay constancia por la tradición, de algún antepasado, relativamente reciente que fue monaguillo de la iglesia de Barrio, de que aun se decía misa por la década de los años 1870
A la desaparición de la iglesia de Barrio se llevaron todos los santos, altares y cosas de cierto valor artístico para la iglesia de Urdiales, donde todavía hay cosas identificables.
Cuando se construyó, según la tradición como material se empleo la tierra sustraída de un lugar del campo de Barrio, quedando un vacío que dio origen a una laguna que todavía existe y se llama por tal causa “Laguna Torres

ESTADO ACTUAL:

El pasado 24 de enero de 2022 parte de la torre se desplomaba, causando el lógico miedo de los vecinos, y teniendo que ser acordonada la zona para evitar males mayores. 
Ante la falta de soluciones, el ayuntamiento de la localidad estudia actualmente su demolición, algo en lo que coincide la Diócesis de León que es la propietaria del inmueble.

NO HAY TIEMPO QUE PERDER

Debemos insistir y pelear porque la Diócesis de León y la Junta de Castilla y León tomen cartas en el asunto, e inyecten dinero de manera urgente en su rehabilitación. 

NOTICIAS SOBRE LA TORRE:

SALVEMOS LA TORRE

FIRMA Y DISTRIBUYE

Reportaje de Hilario Macías

Fuentes visuales: Agradecimientos a Diario de León, Marcos de Paz por el excelente vídeo, a Antena 3 noticias por el video-reportaje y a la 8 magazine León por preocuparos de nuestra torre

Artículo Anterior

Paremos el Derribo de la Torre de Urdiales del Páramo

Artículo Siguiente

¿Un astronauta en la fachada de la Catedral de Salamanca?