La procesión de los candiles

La Virgen de la Cuesta, es patrona de la localidad de Miranda del Castañar (Salamanca) y tiene el 7 de septiembre su día grande.


La procesión en su honor, tiene ese poso de tradición antigua que tanto nos apasiona por su vistosidad.

Vestidos con sus deslumbrantes trajes típicos, adornados con alhajas, flores y peinados tradicionales, la comitiva de danzarines parte hacia la ermita en busca de su patrona al son de la gaita y tamboril.

Una vez en la ermita y pasada la eucaristía, una multitud se agolpa delante del templo para presenciar el ritual conservado por siglos.

Anochece, y se comienza a reunir el cortejo procesional de la Virgen de la Cuesta (imagen del siglo XIII). 

Entrada la noche, es sacada de la ermita y llevada por las estrechas calles de Miranda a ritmo de danzas de la zona y sonar de castañuelas.

Los vecinos llenan balcones y ventanas con candiles de aceite para recibir a su patrona.

 

Una vez llegados a la iglesia parroquial se deposita la imagen, donde a la mañana siguiente será honrada con bailes y ofrendas.

Fuente documental: Excmo. Ayuntamiento de Miranda del Castañar

Comparte!

Artículo Anterior

Salamanca, provincia para observación de aves

Artículo Siguiente

El asno zamorano leonés: Ese gran desconocido